Blogia
Una Mujer Estresada

A 30º y sin aftersun...

A 30º y sin aftersun... Realmente soy afortunada y siempre hay pequeños detalles que se empeñan en recordármelo. Después de tantos años, ¿Qué haría sin él? No tengo ni la más mínima idea. ¿Quién se ofrecería a lijarme un lienzo enorme con una orbital para nivelar la pintura vieja a casi treinta grados? Nadie más.

- Has pintado tú esta... seamos sutiles. Llamémosle mierda
- No. No fui yo, y ya te vale
- Gracias a Dios, porque es una tremenda porquería. Cuando seas famosa iré a Salsa Rosa y les diré que yo lijaba tus cuadros más escabrosos para que después les pintaras por encima.
- Que no es mío.
- Sí, ya... por eso hay que levantarle la pintura. Je.

Debería haberlo tirado por aquel mirador cuando tuve ocasión por tener un sentido del humor todavía más agrio que el mío. Sarcasmo en estado puro. Que tenga cuidado con la tela.

- Cuidado con la tela
- Ya. ¿Sabes? Acabo de descubrir una cosa. Igual tiene que ver con la química... en esto que imagínate lo que sabe un abogado de química.
- Sorpréndeme
- El óleo se derrite con el calor. Mira, mira
- ¡Joooooder! ¡Mierda!
- Eh, eh. A ver si aprendemos a hablar ante un superior

¿He mencionado el ego? Creo que ya no es necesario

- Lo que hay que aguantar por un lienzo viejo. Venga superior, te invito a comer
- Que es broma, tonta. Primero acabo con esto. No te voy a dejar colgada a estas alturas, ¿no te parece?
- Absuelto, abogado (cierto, Buenafuente lo diría mejor que yo)

P.D. Todavía estoy afónica de gritar "cuidado con la tela"... y con unas quemaduras...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres